viernes, 2 de diciembre de 2011

1,2,3 siguen las recetas ahora budín de leche

Hola, siguen las recetas y está es superfacil. Como les conté en posts anteriores mi esposo viaja por trabajo  a Brasil.
Allá come siempre un postre, budin de leite, por una cosa u otra no buscaba una receta del budin para prepararlo. Hace algunos días me encontré con Fatima, mamá de una compañera de colegio de mi hija, es   brasilera, así que me paso la receta. Los ingredientes son 1 lata de leche condensada, usando la misma lata para medir, 2 latas de leche y 3 huevos, todo se bate bien, la  mezcla se coloca en una budinera acaramelada. Me salió super bien  el caramelo, se ponen 150 gramos de azúcar y 6 cucharadas de agua, al microondas a potencia máxima 5 a 7 minutos, esto controlarlo , poner primero 4 minutos e ir viendo. Estoy muy contenta con lo del caramelo porque siempre me salia mal, eso si, tengan mucho cuidado cuando pasan el caramelo por el molde,  porque quema mucho.
Ponemos el budin en el horno a baño maría, y despues de media hora vean si ya esta coagulando. A mi esta parte de la cocción me costo porque usé un horno electrico nuevo y hasta que le tome la mano va a  pasar un tiempo. Consejito para que no se queme la superficie, protejerlo con un  papel de aluminio.
Utilizé versiones light de los ingredientes, no sabia pero hay leche condensada light, y en vez de leche entera usé leche descremada y tambien cuando lo serví  pusé dulce de leche light, ja ja, siempre son unas calorías menos. Eso si hay que evitar repetir la porción, pero lo dudo porque sale riquisimo.
Espero prueben la receta y después me cuentan. Saluditos.

2 comentarios:

  1. ta ta ta me imagino el sabor de eso y ME MUERO. acá no es muy fácil conseguir leche condensada, pero qué rica es!! voy a tener que probarla!!!

    ResponderEliminar
  2. Querida Flory: mis mejores deseos para estas Navidades, y un 2012 lleno de amor y Felicidad.
    Que en estas fechas, cada deseo se convierta en flor, cada dolor en estrella, cada lágrima en sonrisa, y cada corazón en dulce morada.
    Un calido abrazo, Laura.

    ResponderEliminar